El IFE complicó las cosechas de arándanos en Tucumán

Desde que inició la pandemia en Argentina, el gobierno nacional pensó en una ayuda económica para aquellas personas que se iban a ver perjudicadas por la cuarentena. Es así que instaló el IFE (Ingreso Familiar de Emergencia) cuyo pago mensual permite el abono de 10 mil pesos para millones de argentinos.

Para percibir el beneficio, es necesario que la persona no esté registrada en ningún tipo de relación laboral. Esta condición comenzó a jugar en contra de la contratación de obreros o cosecheros en el sector agrícola ya que muchos de los trabajadores, ahora con la ayuda del IFE, se oponen a ser contratados para trabajar por miedo a perder el beneficio que brinda el estado.

Tal es el caso de la producción y cosecha de arándanos en la provincia de Tucumán. Situación que colabora a poner en duda la exportación de frutas al exterior.

“El sector mira con preocupación la resistencia de muchos obreros a trabajar de forma registrada durante la cosecha, argumentando la pérdida de los beneficios del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE). Eso hace que muchos trabajadores, en el afán de seguir recibiendo ese programa social, optan por no cumplir tareas de forma registrada. Queremos que haya compatbilidad entre los planes sociales y las tareas laborales, ya que esta situación complica el desarrollo de la cosecha”

Francisco Estrada – Titular de la Asociación de Productores de Arándanos (Apratuc) – Declaraciones al diario La Gaceta

 

Gracias por calificar! Ahora puedes decirle al mundo como se siente a traves de los medios sociales.
Lo que acabo de ver es..
  • Raro
  • Asqueroso
  • Divertido
  • Interesante
  • Emotivo
  • Increible

DEJANOS TU COMENTARIO: